Amo de mi silencio, esclavo de mi twitter…

Posted by SEBASTIAN BERTRAN LAMAS on 11:02 a. m. with No comments

              Oficialmente podemos dar por comenzada la campaña electoral en el Reino Unido. A la espera de ver los entretelones electorales,  una de las primeras sorpresas que nos llevamos, es el alto poder de influencia que de ahora en más, ejercerán las redes sociales como “Guardianes” de la trayectoria política.

Sucede ni más ni menos, que un joven británico candidato a diputado por el partido laborista: Stuart MacLennan, acaba de ser despedido a raíz de unas publicaciones emergidas en el periódico “The Sun”, donde se desvelaron los diferentes Tweet (de hace un año) del candidato.






Por ese entonces, afirmaba Stuart:

“Que el líder del Partido Conservador, David Cameron, es un – gilipollas -  y que el líder del Partido Liberal Demócrata, Nick Clegg, es un - hijo de puta -, y también insultó a compañeros de partido, como a la veterana parlamentaria laborista Diane Abbot, de quien dijo que es  - una jodida idiota
Sobre los votantes, describió a los ancianos como - los que esquivan los ataúdes - y empleó el término despectivo "chav" (hortera) para hablar de la gente que encontró en la estación de tren de Stirling, localidad a donde acudió a hacer campaña.”

Luego de que salieran a la luz, la historia clínica – twitera del candidato, Gordón Brown afirmo: 
Un candidato ha cometido un error. Es inaceptable!!! Ese candidato tiene que dimitir… No podemos tener personas que se presenten como candidatos del Partido Laborista que expresen estos puntos de vista".
Ahora bien… que pasa con la atribución casi suprema que aún continúan teniendo los partidos políticos?
Sebastian Bertrán Lamas, director de Vab- Consulting nos aclara:

 “Es interesante establecer, al grupo al que pertenece: Los jóvenes por si solos, no aparecen como outsiders en la política, por lo general, forman parte de algun grupo o facción, liderados por algun politico de renombre dentro del partido. Este sentido de pertenencia, de lealtad y, de agitada vida politica, le posibilita (como en este caso) presentarse como candidato a diputado en elecciones generales. Es importante señalarlo, porque estamos hablando de una de las pocas funciones que canalizan los partidos políticos en detrimento de las Nntt, que es ni más ni menos: el monopolio de la selección de los candidatos” Por tanto, hay que redoblar la apuesta de las responsabilidades… ya que Internet… a diferencia de muchos de nosotros: tiene muy buena memoria”

     Es decir, nos encontramos ahora frente a un medio como los es la WEB 2.0 que no solo tiene memoria, sino que registra todos nuestros pasos que damos hacia la construcción de nuestra trayectoria política. “Los datos están ahí, ya no se pueden ocultar, no solo quedando registrados sino siendo accesibles para millones de internautas" - Comenta Bertran Lamas.
La necesidad y urgencia de participar en las redes, no debe hacernos perder de vista, el imperante desafío de mantener una solides, una claridad y sobretodo, una coherencia en la manifestación de nuestro mensaje a largo plazo.
“Es necesario tener claro los conceptos, para luego adaptar el formato del mensaje a los tiempos que corran, pero el contenido ah de estar muy definido en nuestros inicios políticos” nos advierte  -  Sebastian Bertrán Lamas.




POST:
            El suicidio político en Twitter - Xavier Peytibi