LA POLITICA EMOCIONAL:

Posted by SEBASTIAN BERTRAN LAMAS on 1:16 p. m. with No comments

 “No es lo que tú dices, sino lo que gente escucha.”
 
                                                            Dedicado a mi gran rectora del secundario Alicia y, a mi compañera de militancia Gabriela…
  
      Sumergidos en las procelosas aguas del debate actual contemporáneo, nos encontramos con distintas alternativas que nos sugieren de un modo u otro: la posibilidad de volver al pasado. O mejor dicho, pongámoslo en estos términos: hay cosas del pasado que realmente son mejores que las de hoy en día. De modo contundente nos encontramos con un verdadero juicio de valor, que podrá ser compartido o no. Piénsese que al menos, antes cuando el abuelo o el padre hablaban en la mesa cotidiana, los demás guardaban silencio.
La reminiscencia a los antiguos valores, me surge a partir de una deuda tertuliana que tenia contraída con queridas amigas de la vida, a las cuales eh resaltado previamente.
Así pues, entre tanta sociedad mediatizada, fragmentada y, tantos políticos subyugados a la tiranía de los medios, creíamos por varios años que los discursos racionales eran  la forma más eficaz de comunicar y convencer a nuestro electorado. Mostrábamos con algarabías las primeras 100 medidas de gobierno eh incluso, las enumerábamos una a una. Leíamos con entusiasmo nuestra plataforma electoral, hacíamos hincapié en quien decía el discurso, que va a decir y, si esto de una manera u otra, reflejaba nuestros pensamientos.  Es decir, poníamos principal énfasis en la emisión del mensaje.  Siendo totalmente facil hablar con germán por ej.
 Pero… sucede que, varios factores fueron alterando el campo de la comunicación: con el ingreso de las nuevas tecnologías (Nntt) se generaron múltiples mecanismos de información, llegando a las 7868 publicidades diarias causando cada 8 minutos, una interrupción en la vida laboral. (Un email, una llamada, un fax, ect). Estas nuevas Nntt, a fin de simplificarnos las cosas, también nos permitieron saturar a nuestra audiencia. Como bien nos dice el experto Antonio Núñez: “tratamos con animales saturados de información, en donde cada uno ya lleva sino uno al menos varios muertos digitales” (cuentas desactivadas, blog que no visitamos, suscripciones caducadas, etc.) 
Y  Aquí viene la regla Nº 1 

“El público no escucha, esta en la suya”


    Nuestro amiga Elisabeth nos relata: “Tanto se de fútbol… que me parece que va puntero el real Madrid… ahh!!! No el Barcelona, perdón.. Es que no se mucho de fútbol, tengo una vaga idea, apenas algo recuerdo. Puede ser que el Barcelona gano algún titulo? Es que me parece porque vi festejos. Creo que tienen al mejor jugador del mundo: Cristiano Ronaldo…”
     El 70% de la gente común sabe de política lo mismo que nuestro amiga te fútbol, es decir: de oído, de memoria algo recuerda, de pasada en la lectura de algún titular de un diario, en fin de modo azaroso construyen un esquema político. En general la gente ve a la politica como algo distante a ella y  como bien nos comenta Yuri Morejon - experto en comunicacion politica - : "hay una falta de cercanía con los problemas e inquietudes de la gente por parte de los políticos"
El otro 30% que se encuenta informado, la gran mayoría ya es un público cautivo.Entonces, como hacemos para hacer llegar nuestro mensaje a este tipo de audiencia hiper-saturada y completamente en la suya? Como hacemos ahora para hablar con Germán entre todo este público?
Primero de todo hay que plantear algo interesante, pues la gente habla de esto en los bares, restaurantes, en las casas , en los trabajos, habla por lo general y en primer termino de lo interesante. Y esto si que me lo enseño mi amigo germán:
Y  Aquí viene la regla Nº 2: 


“Lo interesante es más que lo importante”

Si suena desprovisto de valores lo sé, no suena éticamente convincente lo sé, pero… cuantos de Uds. recuerdan de que hablo Fidel castro en este encuentro?


    Cuantos de Uds. me pueden decir que tema fue el que trato el ex -presidente George Bush en la siguiente conferencia?





     
Cuantos de Uds., recuerdan las estadísticas que menciono Obama en sus discursos de campaña? 
O recuerdan mas bien, sus continuas alusiones al gran sueño americano?
En todos estos casos lo interesante primo sobre lo importante: fue la caída frente a lo que dijo, fue el zapatazo directo frente a lo que anuncio en aquella tarde, fue la historia de lo posible frente a los números de cuanto iba a bajar el desempleo. 
Es decir, primo lo extraordinario, lo divertido, lo curioso, lo espontáneo,en definitiva... la historia de la gente.
Por tanto, como podremos ver mas adelante (*1), hay varias técnicas posibles  -cha channn... suspenso- pero todas tienen algo en común, así nos lo revela Antoni Gutiérrez Rubí:

" La utilización del lenguaje como centro generador de emociones – percepciones y como estas,  tienen su congruente repercusión en nuestra audiencia electoral. Algunos llegan a  afirmar, que estas emociones y percepciones son más importantes aún, que el mismo contenido político. Por tanto, lo que nos vienen a decir es: que el énfasis esta puesto  en la percepción y  no en la emisión. Nos encontramos entonces en los albores de la POLITICA EMOCIONAL, en donde los  políticos, comienzan a gestionar las emociones que generaran sentimientos en sus electores. Se selecciona el  modo de comunicar, intentando ser percibido de la mejor manera posible: es decir, de la manera más emocional."
 
Sendos estudios revelan que el aspecto mas importante en el discurso de una persona es su comunicación no verbal (55% gestos, movimientos, detalles, un 38% en la voz y en su tono.) y, adivinen que tan importante es lo que decimos para nuestros receptores emocionales? Exacto, si hicieron bien la suma, a duras llega a un 7% aproximadamente. Así, el  olor, la transpiración, el aspecto y actitud son decisivos a la hora de fórmanos una opinión acerca de cual o tal político vamos a votar.  









     Esta claro, las emociones afectan nuestro modo de ver y de pensar el mundo. Influyen en la atención, en la memoria y en el razonamiento lógico.Pero... y ahora que sabemos esto… que deben hacer los políticos?

Y  Aquí viene la regla Nº 3
“Emocionarse y emocionar”

      De aquí, la importancia de constituir la relación política como una experiencia emocional que active la  predisposición a “conectar” por parte de los electores.  De ahora en más, la política es una vivencia personal en donde los ciudadanos no solo desean soluciones, sino que también quieren sueños, proyectos y  nuevos horizontes.





*1 estas técnicas serán comentadas en conjunto, con un estimado profesor de la facultad de ciencias sociales, al cual invite a participar especialmente.