La antinomia en el Censo 2010

Posted by SEBASTIAN BERTRAN LAMAS on 10:28 a. m. with No comments
El día 27 de octubre se realizara en argentina, el CENSO 2010.
Una herramienta que se viene desarrollando cada 10 años y, que permite entre otras cosas, conocer las características  habitacionales de los hogares, los datos demográficos, económicos y sociales de todos sus habitantes en un momento determinado.

Si bien, hemos estado a punto de poder participar en la experiencia, a partir de la capacitación / formación de los cuadros operativos, nos conmueve poderosamente la  atención, como una herramienta de medición, que nos posibilita luego mejorar en la asignación de recursos y de políticas publicas, a través de tener datos mas preciso y actuales, sea materia de tanta división entre los mismos habitantes.
Bajo el velo de la inseguridad, se esconde el deseo manifiesto de no participar en el mismo (lo cual no imposibilita su realización, ya que estimo que los entrevistadores tendrán dentro de una segmento censal, los diferentes titulares y/o suplentes que les permitan completar los 36 hogares definidos previamente.


Sucede que en el país del Diego o Pele, del peronismo o antiperonismo y, del reciente Kirchnerismo vs Clarín, las mismas herramientas son materia intrínseca para seguir recreando las viejas antinomias. Quizás… uno  podría preguntarse acerca de la legitimidad de la misma, la cual viene vislumbrada a partir de quien confunde fácilmente una política de estado con una de gobierno.
Estos últimos, ven en el censo la posibilidad de continuar manejando discrecionalmente por parte del gobierno los datos que ayuden a mejorar la percepción que se tiene de su actual gestión. Equivocados o no, es legitima su visión de la cuestión, ayudados por las últimas gestiones del INDEC y de la creciente polarización que invade la vida argentina.

No obstante, creo que es un llamado a todos nosotros a tener mas políticas de estado, de este modo, entenderíamos que la institucionalidad de las mismas, no es materia de una fracción de poder que ostenta el gobierno sino es, solo la posibilidad de recrearlas. 

El censo debe hacerse y conlleva una responsabilidad como sociedad (independientemente de la obligatoriedad de la misma) que es el hecho de participar y aportar nuestros datos.